lunes, 17 de febrero de 2014

Oxford, Reino Unido

Magdalen College


El verano de 2013 me concedieron una subvención para estudiar inglés en la ciudad que yo eligiera. Y fue en Oxford  donde yo hice mi inmersión linguística.

Oxford es de esas ciudades antiguas, con sabor añejo, una de esas urbes que viven instaladas en el pasado. Sus muros y fachadas así lo atestiguan.

Esta bella ciudad es famosa por sus "colleges". En la actualidad hay 44. Los colleges son instituciones educativas.

Adentrarse en uno de ellos es como atrasar el reloj algunos siglos.

Durante mi estancia en Oxford visité muchísimos pero fue el Madelen College el que me cautivó.








Este complejo de edificios fue construído en 1498 por el obispo de Winchester a orillas del río Cherwell





Ha albergado a ilustres personajes como Oscar Wilde, el rey Eduardo VIII, JHC Whitehead, Dudley Moore,....




El s XX ha sido el colofón del reconocimiento, nueve ganadores de los Premios Nobel han sido becados o estudiaron aquí




                    Como dato curioso cabe destacar que las mujeres llegaron por primera vez en 1979





Otra peculiaridad es que Magdalen College ofrece alojamiento Bed & Breakfast  (pero sin el breakfast...) por el módico precio de 110 libras....¿alguien se decide?

También cabe destacar que en la actualidad 800 jóvenes de edades comprendidas entre 7 y 18 años cursan sus estudios en este centro.

Un dato importante que me falta: averiguar cuánto es el importe de un curso escolar completo, pero....después de ver el entorno, saber de sus personajes ilustres y el reconocimiento, consideración y prestigio de esta institución....juzguen ustedes.

Oxford...qué magníficos recuerdos...¡va por tí Ana! ¡va por tí también Antonio!






Etiquetas: , , ,

2 comentarios:

A las 19 de agosto de 2014, 8:09 , Blogger Antonio Jesús Salvago Duarte ha dicho...

Magdalen College me trae muy buenos recuerdos de paseos por los jardines, fabulosos jardines de flores de todo tipo. Los que vivismo en España pensamos en una Inglaterra lluviosa, nublada, pero nada más lejos de la realidad. ¡La lluvia es vida! Y esa lluvia vivificante permitía jardines como los de Magdalen College, Exeter College y los muchos jardines de Colleges o parques de Oxford. Todos y cada uno de ellos eran un manto de flores que deleitaban olfato y vista.
El río Cherwell es el río ideal para cruzarlo bien acompañado de un buen francés (como el vino), un sevillano, una extremeña y una mujer de mirada gallega, que de forma providencial se encontraron estudiando inglés, "doing punting" al más puro estilo veneciano. Ni Gran Canal, ni Sena, ni tal vez el Guadalquivir oirán aquella ópera que abría las aguas en el torpe navegar de nuestro "punt".
¡Cuánto me gusta Oxford y qué poco lo digo! No es de esas ciudades que puedas amar locamente y dejarlo todo para vivir en ella, pero tiene algo. La gente con la que la recorres, sus edificios, su olor a papel viejo, apuntes amarillos de tantos y tantos universitarios, intelectuales, filósofos, escritores, políticos, reyes...han dejado allí su huella imborrable.
¿Volveremos a vernos en Oxford? Maybe...

 
A las 20 de agosto de 2014, 13:34 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Antonio!!...qué bonito lo que has escrito!! Gracias amigo. Qué buenos recuerdos y qué maravilloso paseo en barca oyendo ópera...imborrable. Volveremos a vernos, pero será en Sevilla, con la Giralda de testigo, seguro!! Un fuerte abrazo.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal