martes, 15 de abril de 2014

Chaouen, Marruecos

La perla del Norte


                      
                                                                                                             
Como una ya no está para vestirse de máscaras y salir haciendo el gamba por la calle hasta las y pico....decidí, estos pasados Carnavales, adentrarme en Marruecos, en una pequeñísima parte ¡claro! pues cinco días no darían para mucho...


Palizón de viaje. Horas y horas de autobús. Tánger, Rabat, Tetuán, Asilah, Meknes, Chaouen,...

De entre todas las ciudades visitadas "a salto de mata", fue esta última, Chaouen, la más sorprendente por sus tonalidades azules.

Añadir leyenda


   
Chaouen, Chefchaouen, Shifshawen, o como ustedes la quieran llamar, es una ciudad que destila un aroma especial.


Callejuelas empedradas, empinadas, tortuosas, estrechas y zigzagueantes.......


        


                   

 ......sorprenden abarrotadas de tenderetes, de tiendas de artesanía de alfombras, de cuero, de telas, de trabajos de latón, alpaca y madera, de jabones aromatizados, aceites corporales,.......¡una auténtica locura para mi vista y el resto de mis sentidos!


     
            





 Aromas,......ummmmmm......aromas a café, a sahumerios,a canela, incienso, azahar, y a té a la menta o a la hierbabuena. ¡Por cierto! la cultura del té en Marruecos procede del s. XVIII y es una historia curiosa y fascinante. La reina Elizabeth I de Inglaterra trató de ayudar a los vendedores de vajilla inglesa y así colocar sus afamados productos en las altas esferas marroquíes de la época. ¡Y lo consiguió! Vaya si lo consiguió ¿Por qué té verde? Pues porque es el más económico y refrescante y por eso le añaden la menta o la hierbabuena, para potenciar la sensación de frescor y así ayudar a mitigar las altas temperaturas sorbo a sorbo.

Por cierto, el té no se cultiva en Marruecos, no. Este país es el mayor importador de este producto, aunque la tradición del té verde tan solo se extiende por el Norte de África, zona del Magreb, parte del Sahel y el Sur de España.

Degustar un té en un cafetín con un cierto aire decadente en Chaouen, no tiene precio. Hay cientos de establecimientos repartidos por toda la ciudad. Al igual que turistas, y mochileros que van y vienen, que vienen y van. Y un par de hoteles. Y un puñado de pensiones.Y vida....mucha vida!!! En Chaouen todos los días son lunes, o quizás domingos...



        


Chaouen es sinónimo de casas encaladas de malvas, añiles, turquesas, lapizlázulis, cianes, aguamarinas, verdeaguas, y así hasta un sinfín de matices de azul combinados con el terracota de la piedra y las tejas y algún otro blanco despistado.......¡Qué bonito, caray! Claro que, si no fuera por esta variedad de azules, mi subconsciente, y mi consciente también,  podrían transportarme sin lugar a dudas a la vieja Al-Andalus y confundir esta zona rodeada de campos de cultivos, de árboles frutales y olivos, con la Axarquía o las Alpujarras.



         







 
                                                                                 
                                                                  


 Chaouen, a pesar de ser una ciudad turística que cada día se viste con sus mejores galas para actualizarse y ofrecer al viajero lo mejor de sí, continúa aferrándose a sus tradiciones y apegos culturales. Prueba de ello es que las mujeres siguen cociendo sus panes en horno de leña comunitarios, y las montañesas  venden sus frutas y productos de su huerta en los mercados vestidas con su indumentaria tradicional coronada con el típico sombrero de paja de la zona, de ala ancha adornado con cinco pompones de lana.







Ya, por último, recomendar encarecidamente una serie de visitas que nadie debería perderse

La Medina, el Zoco Oued Lan, la plaza Uta-el-Hammam, la Alcazaba, la Mezquita Grande, la fortaleza amurallada de la Kasbah, la plaza de Makhzen, y decenas de fuentes hermosas repartidas por toda la ciudad, y el barrio de las lavaderas,y......

Pero si además te gusta la naturaleza nada como adentrarse en el Parque de Talassemtane o en el Parque Natural Regional de Bouhachem.  Y visitar Akchour, pequeño pueblo que ofrece dos rutas de senderismo, le del Puente de Dios y la de Las Cascadas






En cualquier caso, lo más hermoso y recomendable es viajar hacia allí y pasear por sus callejuelas y perderse. Yo siempre recomiendo perderse para poder conocer mejor una ciudad, un nuevo destino

Chaouen, la perla del norte de Marruecos. ¡¡Bellísima!!



Esta entrada va dedicada a Roberto. Sin tu ayuda imposible que Chaouen hubiera visto la luz. 



  
                        





Etiquetas: , , ,

7 comentarios:

A las 15 de abril de 2014, 2:47 , Blogger ANA GONZÁLEZ ha dicho...

No sé si me gustan más las fotos, los colores o las descripciones. De todas formas, esto no se ve igual con el ojo humano. ¡Tú tienes una mirada especial!

 
A las 15 de abril de 2014, 15:57 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Ana, cariño, muchas gracias por tu comentario. Para mí es fácil, soy muy pesada porque veo fotografías maravillosas por donde quiera que voy, rincones, objetos, gestos de personas, puestos de fruta, ¡TODO! para mí tiene un valor fotográfico digno de ser captado. Yo digo como el maravilloso Miguel Ängel, esto no tiene ningún mérito, los objetos, las cosas y las personas están ahí esperando que las capture a través del visor. Besitos!!

 
A las 17 de abril de 2014, 11:36 , Blogger IsabelBarrau+ ha dicho...

Que bonitas!!! Más que fotos son cuadros!! Me traen el recuerdo de un maravilloso fin de semana que pasamos allí. Ahora anímate y pasa alguna de ellas a un lienzo. Con esa forma tuya de captar la luz y el color crearás algo maravilloso. Besos.

 
A las 17 de abril de 2014, 11:41 , Blogger IsabelBarrau+ ha dicho...

Que bonitas!!! Más que fotos cada una de ellas es un cuadro!. Me traen recuerdos de un maravilloso y romántico fin de semana que pasamos allí. Ahora anímate y convierte alguna de ellas en un lienzo. Con esa forma tuya de interpretar la luz y el color seguro que consigues con una gran obra. Todo los que tocas lo transforma en una maravilla. Nena tú vales mucho!!! Aunque no te lo hayan dicho. Besitos.

 
A las 21 de abril de 2014, 13:45 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Maribel, me agrada mucho que te traiga tan buenos recuerdos este reportaje de Chaouen, me alegra porque se ve que lo disfrutaste. Eres un encanto, no por decir las cosas tan bonitas que dices de mí sino porque sé que las sientes de corazón. Gracias por estar ahí. Siempre. Muchos besos

 
A las 16 de diciembre de 2014, 14:20 , Blogger Josechu ha dicho...

Todo un regalo, sabes captar la esencia allá por donde pasas,... Mil gracias

 
A las 26 de diciembre de 2014, 2:02 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Era mi regalo...Gracias a tí por haberlo aceptado. Mil de nadas

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal