jueves, 22 de mayo de 2014

MALINAS (Bélgica)




Fue una verdadera suerte encontrarme con Malinas aquella tarde que me puse a rastrear por la red en busca de información sobre mi viaje a Bélgica.

Agosto de 2013.

Malinas, considerada una de las seis ciudades del Arte en Flandes. A caballo entre Brujas y Amberes. Situada a 25 km de la capital, Bruselas. El trayecto en tren se hace muy cómodo porque.....y he de decirlo una vez más......da gusto viajar en tren por Centroeuropa....¡GUSTO, sí señor!




Malinas presume de ser una urbe más auténtica, si cabe, que Brujas y de haber sufrido en menor medida los estragos de la I Guerra Mundial.

Casi desconocida para una inmensa mayoría.....(o me vais a decir que alguna vez oísteis hablar de ella, eh??? )....Sin embargo me entero que nuestro Carlos I de España pasó aquí sus primeros años, además esta ciudad fue capital de los Países Bajos en la época de los Duques de Borgoña.
En la actualidad es capital eclesiástica de Bélgica, además de ser muy conocida como la ciudad de los carrillones y de los tapices.




El centro histórico está plagado de edificios con suntuosas fachadas muy bien conservadas. Asequible de recorrer, tranquila y acogedora , en época estival es un verdadero placer pasear porque está todo muy gustosamente adornado con centros de flores, un verdadero deleite para los visitantes. 

El Grote Mark (Plaza Central) alberga las más genuinas y estilosas edificaciones de Malinas. Una impresionante y desconocida plaza llena de gente, de bulla, de vida. Muy animada a cualquier hora del día.







Esta zona está repleta de cervecerías y cafeterías por lo que resulta muy agradable sentarse en las terrazas y gozar de una excelente visión del entorno.




Pero de entre todos los edificios que en esta bella plaza hay, sin lugar a dudas me quedo con el Stadhuis o Ayuntamiento.







                   



El Stadhuis ocupa el antiguo Salón de los Tejidos que estaba compuesto por dos partes: la Nave del Paño y el Palacio del Consejo Superior




Pero hay otra edificación, la imponente torre gótica de la catedral de San Rumoldo. De las más bellas de Flandes.




La catedral de San Rumoldo tardó 300 años en construirse y ha sido declarada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en 1999. 

Una curiosidad....¿Por qué este nombre? ¿Quién fue San Rumoldo? Pues fue un misionero irlandés del s. VII. Tradicionalmente se han venerado sus reliquias en este lugar. Este santo fue martirizado por dos obreros en los alrededores de Malinas y su cuerpo fue descubierto en el agua gracias a la luz milagrosa que desprendía.





A pesar de sufrir destrozos y saqueos en el s. XVI, de ser bombardeada en la II Guerra Mundial y sufrir un incendio en 1972, sobrevive orgullosa y es considerada como indiscutible faro de la ciudad.

La famosa torre tenía 160 m de altura pero las sucesivas contiendas la mutilaron teniendo en la actualidad 97 metros y 514 peldaños hasta su cima. En el campanario hay 49 campanas, cada una con su nombre. De Junio a Septiembre se puede apreciar desde diferentes puntos de la ciudad los concursos de carrillón y que cada vez que suenan es como si se oyera música celestial....¡¡es una maravilla!!






La ciudad de Malinas tiene una historia apasionante y sorprendente. Mucho tiempo atrás tenía 12 puertas de entrada a la ciudad y en la actualidad se han visto mermadas a tan solo una, la imponente Brusselpoort.






Construída en el s. XII, en su época fue la puerta de entrada a la ciudad más importante. 
Con los años la reconvirtieron en: una comisaría, un centro juvenil, y hasta un taller de trabajo.

En la actualidad la Brusselpoort es un Museo de Historia que habla del pasado de la ciudad de Malinas.






                      Pero Malinas, como he apuntado antes, educó y vio crecer al Emperador Carlos V

Un poco de Historia:  
                                                                                                                                                 A principios del s. XVI, Margarita de Austria regía los Países Bajos en nombre de su sobrino Carlos (huérfano entonces). El futuro Carlos I de España creció en la corte de Malinas bajo el cariño de la regente y en un ambiente cortesano de refinada cultura.
Esta ciudad ya en aquel entonces era famosa por su complicado ceremonial palatino. Es esta corte la que transmite al futuro rey Carlos sus ideales y formas caballerosas y arcaicas.

El antiguo Palacio de Margarita de Austria, que conserva intacta la belleza del medievo, es la actual sede del Tribunal de Justicia de Malinas.




Como anécdota me contaron los lugareños que el emperador era tan aficionado a la cerveza que se hacía llevar esta bebida a cualquier punto del continente, donde él estuviera.
Cinco siglos después, Malinas sigue fabricando la misma cerveza, la Gouden Carolus, elaborada en Het Anken.

¡Doy fe de ello!


                
                                 
                            
En la actualidad esta cervecería cuenta con un museo en donde aparte de saborear este jugo de cebada se puede ver el proceso de elaboración.






El 2013 en Malinas era un año especial, Agosto concretamente el mes que cada 25 años sus habitantes esperan con ilusión para disfrutar de la Hanswijk Cavalcade.

La procesión religiosa se ha celebrado cada año desde 1273. A partir de 1738 la procesión Hanswijk celebra su jubileo cada 25 años. La ciudad se decora con sus mejores galas: banderolas, estandartes, flores, enseñas, escudos,...todo eso y mucho más para festejar. El centro histórico de Malinas se convierte en el escenario de un espectáculo único y colorido con 2000 voluntarios vestidos con trajes tradicionales, 100 caballos, decenas de vehículos, muchos músicos, coros y grupos de danza proporcionan horas de deslumbrante espectáculo.

El último fue el 25 de Agosto de 2013. Dentro de 25 años.....¿dónde estaremos?





Una última curiosidad antes de despedirme de esta hermosísima ciudad.....Malinas, desde 910 hasta 1795 fue un señorío independiente. En esta fecha Francia se anexionó los Países Bajos y abolió el Señorío de Malinas. Desde entonces esta ciudad conserva su legado pero no su independencia.
Como dato más curioso aún, y aunque hoy en día no tenga efectos prácticos, el título de Sr. de Malinas sigue estando en uso. Y es el actual rey de España, Don Juan Carlos I el que lo ostenta  pues es uno de los títulos que desde el reinado de Carlos I va asociado a la corona española.




Bueno, Malinas, lo mejor de tí fueron esos paseos por el centro histórico, esas fachadas tan bien puestas y esas calles y plazas engalanadas....y esas flores....Dios!! qué flores más bonitas ví allí.
Hasta pronto o...hasta siempre.




Esta entrada va dedicada a Mª Carmen, una excelente compañera de viaje. Va por tí bonita!!



Etiquetas: , ,

6 comentarios:

A las 25 de mayo de 2014, 14:25 , Blogger Javier López Romero ha dicho...

Pues completamente desconocida para mí, aunque al menos ahora he podido disfrutarla, fotográficamente hablando, gracias a tu reportaje. Se ve una ciudad llena de encanto que sin duda alguna merece la pena visitar.

He disfrutado mucho paseando por tu blog

Saludos y buena semana

 
A las 25 de mayo de 2014, 14:58 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Hola Javier!!

Me alegra mucho que lo hayas disfrutado, ese es mi objetivo: dar a conocer lugares preciosos y casi desconocidos para la mayoría.

Buen finde para tí también

Un abrazo

 
A las 3 de junio de 2014, 11:13 , Blogger VENTANA DE FOTO ha dicho...

Has sacado muy buenas fotos del lugar y además has añadido una buena información. Me has hecho viajar en cierta manera sin salir de mi casa.

Besos

http://ventanadefoto.blogspot.com.es/

 
A las 4 de junio de 2014, 7:11 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Muchas gracias!! Eso es lo que pretendo, esa es la idea de este recién nacido blog. Pinceladas de aquí y allá aderezadas con muchas fotografías, para que se haga más amena la visita....

Un fuerte abrazo.

 
A las 4 de noviembre de 2015, 7:22 , Blogger Mari Paz López ha dicho...

Tengo que reconocer que no había oído hablar de Malinas hasta este lunes que fue mencionado en la serie de Carlos V, como el lugar de su infancia en el que fue tan feliz. Conozco Brujas, Gante y Bruselas y me parecen lugares preciosos. Me lo anoto para mi próxima visita a la zona!! Un saludo!

 
A las 16 de noviembre de 2015, 12:51 , Blogger Mª Inmaculada González Rodríguez ha dicho...

Yo tampoco hasta que me preparé el viaje a Bélgica y estuve buscando lugares que visitar cerca de Bruselas que no fueran los típicos: Gante y Brujas, y la verdad es que es hermosa esta ciudad y muy muy cerquita de la capital. Además tuve la suerte de verla engalanada para la ocasión. Hasta dentro de 25 años no se volverá a vestir de fiesta de nuevo. Anota en ese próximo viaje tuyo también Lovaina...preciosa a más no poder, su casco histórico muy interesante. Un gran abrazo Mari Paz

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal