viernes, 7 de febrero de 2014

India, Nueva Delhi



Templo Sij, el Gurdwara Bangla Sahib




Lo mejor de mi viaje a la India de 2012 no cabe en este blog, ni siquiera las cosas que más me sorprendieron de su capital, pero sí tengo bellos recuerdos de este lugar por ser el primero que visité.

El Gurdwara Bangla Sahib es el principal templo Sij de Nueva Delhi.

Originariamente fue un palacio, el Jaisinghpura, propiedad del Jai Singh, gobernador de la India en el s. XVII






Allá por el 1664, una epidemia de cólera asoló la ciudad. El gurú Sij, Gurú Har Krishan, que residía allí por aquel entonces, ofreció a los afectados ayuda y agua fresca procedente del pozo de la casa.




El agua de este pozo ahora es considerada como curativa.




 El Gurdwara se ha convertido en un centro de peregrinación para Sijs y para hindúes. Acuden al templo no solo para recoger este agua milagrosa si no también para bautizar a los que se acogen a esta religión. Tal cantidad de gente se reúne entorno a esta enorme piscina que está permanentemente custodiada por soldados Sijs.




Para poder entrar en el recinto hay que quitarse los zapatos y cubrirse con un pañuelo, a nuestra excursión nos tocó el de color naranja...jeje...no fuéramos a perdernos...y, menos mal!! porque la que suscribe este blog se perdió, sí!! Recuerdo el agobio entre tanta gente, tratar de buscar un pañuelo naranja y no ver ni siquiera uno en mi primer día de estancia allí....Dios!! Eso me pasó en este viaje muchas veces por olvidarme del mundo y centrarme en la fotografía. Gracias a que tuve compañeros comprensivos que supieron tirar de mí. A todos ellos va dedicada esta entrada de hoy.




En el exterior del templo había gente oriunda muy animosa y curiosona dispuesta a posar por unas rupias como estos chavales que no entendían cómo gente de occidente en plena calígula, puede hacerse tantos miles de kilómetros para visitarlos a ellos, conocer su cultura, su gastronomía, sus tradiciones ...jeje...  guapotes, verdad??




                     ¡Menos mal que había unas enormes lonas rojas para cubrirse del calor del mediodía!!




Y hasta un muy señor Sij ofreciéndonos un rico y típico manjar que muy pocas bocas se atrevieron a probar....por eso de estar en tierra extraña y no arriesgarse a no poder continuar el periplo....jeje...vamos, que no estábamos dispuestos a que una indisposición estomacal nos fastidiase el viaje, y menos después de ver al buen señor coger el exquisito bocado con sus manos....jeje...



Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal